sábado, 4 de febrero de 2017

Moris - Fiebre de Vivir (1978)




Ser rockero en Buenos Aires en 1976, tras el golpe militar, no supone el mejor seguro de vida, y Mauricio Moris Birabent no tarda en darse cuenta de ello: su nombre figura en unas listas en las que se acusa a diferentes artistas de "atentar contra el sentir nacional y las tradiciones argentinas". Un preocupante toque de atención, pero lo peor llega cuando una bomba estalla en una sala de conciertos donde tiene previsto actuar. No habrá más avisos, es momento de hacer las valijasy abandonar, como tantos argentinos en aquellos meses, el país. Afortunadamente, el cantautor Facundo Cabral le comenta la posibilidad de tocar durante un mes en un pub madrileño, El Poncho, en la calle de San Mateo. La familia Birabent no lo duda, Moris, su mujer Inés y los dos hijos ponen rumbo a España. Moris aterriza en noviembre en una ciudad que no conoce -nunca ha estado en España- y en la que, a sus 34 años, tendrá que empezar de cero.
Durante 1977, Moris va presentando en directo sus nuevos temas de rock en castellano, algo no tan habitual en una escena en la que predominan las canciones en inglés. Son días intensos, en los que el rock español está viviendo, sin saberlo, un capítulo esencial de su historia, el que permitirá asentar las bases para los sonidos que llegarán en los años ochenta: "El periodo de 1975 a 1980 es fundamental", comenta el periodista de rock Jesus Ordovás, "fue el gran cambio. El grupo definitivo de la época es Burning, que junto a Moris, influyen a todo el mundo. Son como los Beatles y Dylan del rock español, con Tequila, que estaban en medio. A partir de ahí surge todo, porque viendo esos conciertos estaban Herminio Molero, los hermanos Auserón, Los Secretos, Nacha Pop... Moris es el precursor de la nueva ola, influyó a todos los grupos que estaban empezando".
Moris firma un contrato discográfico con trato con la grabadora Chapa Records, un sello que era un oasis creativo en medio de la música comercial y los cantautores de protesta que dominaban aquellos tiempos. Tequila será la banda que acompañará a Moris en la grabación de Fiebre de vivir, su primer disco español. Tanto Alejo Stivel como Ariel Rot son admiradores del fundador del rock argentino y, sin dudarlo, aceptan la propuesta de Vicente Romero (director del la discográfica) para tocar en él.
Fiebre de vivir marcará un antes y un después en el rock español, sus canciones, definidas por el propio Moris como "tangos del empedrado". Sus Canciones unen dos mundos por aquellos días antagónicos en la música española: la canción de autor y el rock. Además, sus textos retratan la ciudad, Madrid, como nunca antes nadie había hecho, aquello es rock urbano en connivencia con baladas embriagadoras. El propio Joaquín Sabina siempre ha admitido la importancia de este disco en su viraje hacia el rock. En todo caso, la huella de estos temas puede rastrearse en prácticamente todas las grabaciones del rock español de los últimos 30 años, hasta quienes no lo han escuchado están influidos por él, aunque sea por segunda generación.




Temas:

01- Sábado noche
02- Rock de Europa
03- Balanceo del rock
04- La ciudad no tiene fin
05- Hoy como ayer
06- Tarde en el metro
07- Zapatos de gamuza azul
08- Nocturno de princesa
09- Qué dije?
10- Rock del portal
11- Para ti una mentira
12- Balada de Madrid 


Musicos:

Moris: Voz líder, guitarra rítmica, acústica y clásica, guitarra líder en "sábado Noche".
Ariel Rot: Guitarra líder, bajo en "Tarde en el Metro" y "Balada de Madrid".
José Torres: Piano.
Felipe Lipe: Bajo eléctrico.
Manolo Iglesias: Batería.
Julián Infante: Batería en "Rock del Portal".
B.B. Muñoz, Moris, Joe Borsani, Julián Infante, Alejo Stivel y Ariel Rot: Coros



Formato: Mp3 - 320 Kbps

 https://mega.nz/#!GNdmmBhQ!nZxtE9Bf-sFdAaiEgFUUyIyBYXMV_PSyzoXTY0sppes

pass: naveargenta.blogspot

5 comentarios :

  1. Rock and roll para escuchar al mango...y que puteen los vecinos!!
    Moris afina bastante, considerando sus "habilidades" vocales y logra un disco bastante parejo, con un sonido homogéneo.

    Para la época en que se editó, España ya venía dejando atrás el franquismo, empezaba la movida madrileña y el rock en español, mientras que en Argentina la cosa ya pasaba por otro lado, menos rock and roll (¿salvo Pappo?), más jazz-rock (Spinetta, Serú) y folk-rock (León Gieco, Nito y los Desconocidos).

    Sábado a la noche: la versión en vivo (no recuerdo en qué disco la escuché) es más rockera, sin la introducción cuasi recitada del disco.
    Blue Suede Shoes: excelente versión, con re-escritura de la letra (sólo está traducido parcialmente el estribillo original). Habitual en sus presentaciones en vivo.
    What I'd say: ídem. Mamá en todos lados? Nada va a pasar? Bueh, al menos pega con la música.
    El resto de los temas, parejitos, buen ritmo y algunas letras interesantes, con modismos españoles y referencias madrileñas (Tarde en el metro, Balada de Madrid), pero también porteñas (Nocturno de Princesa).

    Debe haber sido duro el exilio, más con dos pibes chicos.
    Si no me equivoco, en España logró un reconocimiento mayor que en Argentina.

    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    Gustavo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la version en vivo de Sabado a la Noche a la que haces referencia pertenece al disco "Las Obras de Moris" de 1981. En lo fue una fugaz visita de Moris a Buenos Aires para dar un recital en Obras Sanitarias y luego regresar a España.
      Es verdad, en España se lo reconce mucho mas que en nuestro pais. Fue pionero aqui y alla, en decir y tocar en nuestro idioma. Este disco es el mejor ejemplo de esa amalgama (Madrid-Buenos Aires).
      Abrazo estimado Gustavo, y que sigan putendo los vecinos!!!

      Eliminar
  2. No conocía este disco, recién lo bajé y voy a matizar esta lluviosa madrugada escuchando esa voz "rara" del Moris (me hace acordar a Dino por lo singular, siempre al borde del "desafine")
    Dice que influenció el Rock español, pero no lo suficiente, porque para mi gusto el Rock Made in Spain es bastante chato. El sello "La polla Records" tuvo mucha venta en mi país allá por los 80s e influenció a muchos grupos punk yoruguas (ejem Los Estomagos, cuyo primer disco suena muy bien) pero insisto creo que los ibéricos eran primitivos al lado del evolucionado y virtuoso Rock argento.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las baladas de Moris, son un baño de nostalgia, que huele a "tanguez". Son intemporales, aunque caprichosamente (o no)se me configuran a finales de los 60s.
    El tema Rock de Europa tiene mucha vigencia y me hizo acordar a Pappo y su "Pantalla del nuevo mundo".
    "La ciudad no tiene fin" , ¡qué tema para grabar con Pedro y Pablo!
    "Rock de princesa" me hizo sentir tan viejo!, con ese coro medio naif podría ser el lado b del simple "Pato trabaja en una carnicería".
    PD "Llueve, detrás de los cristales llueve y llueve..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La voz de Moris es seca, al borde...(como bien decis), pero atrayente con esa profundidad que atrapa.
      Sus baladas huelen al tango que escuchaba cuando era pibe. En la casa se escuchaba mucha musica y de la buena (su padre era un melomano), por lo que tuvo referentes musicales importantes y de vanguardia en ese momento.
      Para mi este este disco es de lo mejor de Moris junto a los fundamentales "30 minutos de vida" y "Ciudad de guitarras callejeras".
      PD: Si, ahora aqui tambien llueve...mi mujer me esta llamando para cenar, pero me hago unos minutos para volver a escuchar ese "detras de los cristales" de Moris

      Eliminar

Linkwithin